domingo, 4 de enero de 2015

¿Por qué debemos cuidar nuestra salud?




La salud no sólo es el perfecto funcionamiento de nuestro cuerpo; es también el perfecto funcionamiento de los pensamientos constructivos y sobre todo, positivos y de “buena fe”.
La manera y la forma que afectan los pensamientos que pensamos es mucho mayor de lo que podríamos suponer y el hecho de pensar pensamientos negativos de manera repetitiva y profunda, puede tener unos resultados realmente peligrosos e indeseables; francamente, entrar en un proceso pensante negativo puede influir en el funcionamiento de nuestros órganos, de nuestros sentidos y de nuestra vitalidad en general.
Los pensamientos positivos, sobre todo cuando se los escribe de forma repetitiva se constituyen en un poderoso auxiliar de nuestra salud y hacen que nuestro proceso pensante funcione como un proceso sano que produce salud en nuestros estados mentales, en nuestras actitudes y también en nuestro funcionamiento corporal.
La salud es tan importante como nuestra propia vida y cuando pensamos en ella como algo realmente importante, podemos trabajar en su mejoramiento diario y constante pues con el correr del tiempo, se convierte en un verdadero tesoro que nos permite experimentar el milagro de la vida en toda su extensión y de manera segura y positiva.
La maravilla de pensar por escrito consiste en la posibilidad de escribir y de ensayar cualquier pensamiento que sea positivo y necesario para fortalecer y mejorar nuestra salud pues nuestros pensamientos y la forma en que los pensamos influye definitiva y notoriamente en el funcionamiento  de nuestro organismo físico.
Un elemento importante que nos puede ayudar a mantenerlos sanos es la técnica de los auto-masajes especiales para mantener la vitalidad y el procedimiento está descrito en el libro de Mantak Chia: Sistema Taoista de Rejuvenecimiento.
Volviendo al tema de la influencia de los pensamientos en el funcionamiento de nuestro cuerpo físico podría decir que solo es necesario un cuaderno, un bolígrafo y la voluntad suficiente como para comenzar a escribir los diferentes pensamientos que se conviertan en instrucciones para que su subconsciente trabaje con ellos, acá van algunos ejemplos: “Mi salud está cada día mejor”; “Tomo la decisión de cuidar mi cuerpo de sustancias tóxicas, de sentimientos amargos y de pensamientos negativos”.
Escriba estas afirmaciones en cantidades mayores a cien y los resultados le sorprenderán de maneras agradables
Sugerencia: Escriba sus afirmaciones repetitivas con letras grandes y legibles y el efecto positivo es aún mayor.
er.
Afirmación para liberarse de las relaciones negativas en la familia:”Cada persona tiene derecho a estar con sus similares en vibración: elijo alejarme de toda persona negativa que solo me hace sentir mal”

 Por Eduardo Kucharsky Asport   

1 comentario:

Lidya Cortes dijo...

Hola Daniel, me encanto tu blog. Merece mas difusión !!!!

Abrazos